Síguenos en nuestra redes @radioworldtv

¿Te frotas mucho los ojos? Estos son los motivos por los que debes dejar de hacerlo

admin731985
admin731985 noviembre 23, 2022
Updated 2022/11/23 at 3:26 PM

Lo aprendimos a base de repeticiones a lo largo de los primeros confinamientos por la pandemia de Covid-19: en primer lugar, si surge la necesidad de frotarse los ojos, lo mejor es lavarse las manos previamente. Sin embargo, a día de hoy muy pocas personas lo hacen (si es que realmente llegaron a hacerlo incluso cuando el mensaje de alerta era constante). Y es que parece casi inevitable, un impulso que solo apreciamos cuando ya ha ocurrido y ya no podemos rectificar.

Que si hay polvo en el aire, que si algo nos ha entrado a causa del viento, incluso una pestaña propia, que si pasamos muchas horas con la mirada fija en algo, especialmente en una pantalla… Existen mil y un motivos para tender a hacer este gesto tan contraproducente. Pero, ¿por qué deberíamos preocuparnos y evitarlo?

«Como frotar un pétalo de rosa»

Este gesto aparentemente inocuo no deja de tener consecuencias negativas para nuestra salud, según explican la enfermera de cirugía plástica Tara Adashev y los dermatólogos Nava Greenfield y Snehal Amin en la edición estadounidense del HuffingtonPost.

Nuestras manos son vectores importantes para la transmisión de microorganismos, y nuestros ojos son particularmente sensibles al riesgo de infección. Es decir, tenemos en contacto permanente a dos pequeños grandes enemigos. Como ya advirtiera el coronavirus, lo recuerda Snehal Amin, los gérmenes pueden adentrarse en el cuerpo precisamente a través de la membrana mucosa, así que el ojo es una gran puerta de acceso para ellos.

Además, la piel que se encuentra alrededor del ojo es la más fina del cuerpo. Con todo ello, según Tara Adashev, frotarse los ojos con las manos es «como frotar agresivamente un pétalo de rosa». De hecho, no es nada extraño que este gesto provoque micro-arañazos en la córnea que, con el tiempo, deterioran la visión, lo que recibe el nombre de queratocono.

Ojeras, arrugas y manchas de sangre

Los efectos del roce de las manos son también visibles en nuestros ojos estéticamente hablando. Frotándolos nos remarcamos ojeras y arrugas. Para Snehal Amin, este gesto puede incluso convertirse en la causa de una mirada cansada en el día a día. El experto asegura además que frotarse los ojos con demasiada frecuencia o con dureza puede llegar, incluso, a romper los capilares que lo componen, provocando manchas de sangre en la esclerótica.

Los especialistas coinciden en que realizar este gesto más de dos veces al día ya se considera excesivo. Sin embargo, existen alternativas para el alivio si te cuesta evitar este remedio. Desde colirios en caso de sequedad hasta compresas de agua fría.

Por supuesto, si notas que algo ha acabado dentro de tu ojo, puedes ayudarte con un pañuelo realizando movimientos suaves e intentando no acercarte demasiado. Eso sí, si se trata de un picor frecuente, lo mejor es consultar a tu médico o a un oftalmólogo.

Fuente:elconfidencial.com

Share this Article
Leave a comment

Deja una respuesta